Dirección, Bogotá, Colombia

Abierto diariamente 8:00 am a 5:00 pm

¿Qué hacer con una persona tóxica?

Blog

¿Qué es una persona tóxica?

Son personas inmaduras emocionalmente, muy inseguras, con profunda frustración, tristeza y carencias afectivas, que necesitan hacer sentir mal a otras personas para descargar sus propias frustraciones en un intento por sentirse mejor consigo mismas.

¿Cuáles son los tipos de personas tóxicas?

Esta clasificación fue obtenida del libro de Bernado Stamateas “Gente tóxica”

  1. EL ENVIDIOSO: La envidia nace de la sensación o de la creencia de que nunca vas a tener lo que el otro posee y de que necesitas de eso para ser feliz, surge de la infelicidad y de una baja autoestima. El envidioso te dirá cosas como: “Lo que yo te digo no es para criticarte”, “te lo digo pero no para destruirte “, “OJO, no te lo digo para que te vaya mal”. El hecho de que hagan estas afirmaciones e porque ciertamente es lo que está en su mente (si no lo tuvieran en su mente no lo dirían)
  2. EL METECULPAS: Son personas incapaces de asumir sus responsabilidades, se les hace mucho más fácil culpar a los demás y ven a través de la manipulación la única forma de someter a los demás. Son personas con muy baja autoestima. Te dirá cosas como “Por tu culpa me sucedió esto”, “Me tratas así después de todo lo que hice por ti “
  3. EL DESCALIFICADOR: Para estas personas nada de lo que hacen otras personas es lo suficientemente bueno, son tan inseguras de sí mismas que necesitan quitar méritos a los demás, disminuyendo la autoestima de otras personas para ellos poder destacarse. Te dirá cosas como “No sirves para este trabajo, “Esto es demasiado para ti”.
  4. EL AGRESIVO VERBAL: Son personas que se tienen tan poco valor así mismas que la única forma que ellos creen obtener ese valor es dañando a los demás con insultos y lo ven como la única forma de obtener poder. Te dirá cosas como “Eres un tonto” “Cállate a nadie le interesa lo que tienes que decir “
  5. EL FALSO: Estas personas se esconden detrás de una máscara de falsedad, porque en el fondo tienen un miedo profundo a no ser aceptadas tal como son. Te dirán cosas como “Ese vestido te queda bonito, solo te falta una fajita y listo”, “Te ves más joven que la última vez que te vi”
  6. EL PSICÓPATA: Esta es una persona que no siente culpa, angustia, remordimiento por sus acciones, pueden mentir, engañar, robar y hasta asesinar. Más que dar refranes que dice este tipo de personas, es importante nombrar sus características, para saber identificarlas, no son empáticos con los demás, son manipuladores, usan a otras personas para su beneficio, son narcisistas, se consideran más inteligentes y más valiosos que cualquier otra persona sobre la faz de la tierra, son mentirosos, tienen un cierto encanto y atractivo porque son extrovertidos, decididos y valientes, tienen una necesidad obsesiva por ejercer el control y el poder sobre otros. Estas personas están en todos lados, incluso hasta en los lugares menos pensados como los recintos religiosos. Este es un trastorno de la personalidad que puede deberse a la falta de cariño por sus padres en su infancia o incluso a alteraciones cerebrales por malformación o enfermedad.
  7. EL MEDIOCRE: Son personas con una mentalidad tan pequeña que son incapaces de abrir su mente a nuevas posibilidades y a salir de su zona de confort. Te dirá frases como “Estamos bien como estamos, para que más “, “ Para que te vas a esforzar más por lo que te pagan”
  8. EL CHISMOSO: Este tipo de personas usan el chisme muchas veces como una forma de socializar, de ser aceptados en un grupo de personas, porque se ha determinado que los chismes generan placer en las personas, y además lo usan como una forma de poner su foco de atención en la vida de los demás para no ver su propia vida (Que es algo más complicado de hacer). Estas personas utilizan los chismes como una forma de aliviar su propia ansiedad. Te dirán cosas como “Ya te enteraste que a la nueva vecina la abandono el esposo?”, “Supiste que la nueva empleada tiene un amante?’’
  9. EL AUTORITARIO: Estas son personas que muchas veces odian su vida, que no le encuentran un sentido y por eso abusan de otros para sentirse bien consigo mismas. Dirán cosas como “Aquí se hace lo que yo digo” “Si no te gusta pues allí está la puerta”.
  1. . EL NEURÓTICO: Estas son personas con un gran miedo a la soledad, muy inseguras de sí mismas, inmaduras, que no saben manejar de forma inteligente sus emociones. ¿Te dirá cosas como “A qué hora llegaste?”, “A qué hora te fuiste?’’
  2. . EL MANIPULADOR: Personas con tal inseguridad de mostrarse como son que la única forma de retener a las personas es a través de la manipulación. Te dirá cosas como “Si haces eso no me culpes si te dejo”, “Si me dejas me mato”
  3. . EL ORGULLOSO: Estas personas crean la coraza de verse muy seguros de sí mismos, intentando tapar un sentimiento de inferioridad. Te dirán frases como “Todo lo que hice está perfecto” “Si no es por mi nada funciona”
  4. . EL QUEJOSO: Estas personas se hacen las victimas para captar la atención y evitar ser cuestionados por los demás. Te dirán cosas como “La vida es dura” “El me maltrata”

¿Cómo neutralizar a las ;ersonas tóxicas?

Importante primero identificarlos para saber en qué momento debes tomar distancia (Si es necesario alejarse lo más posible de una persona tóxica), en caso de que el tóxico sea un miembro de tu familia, pues debes hacerles ver de forma asertiva tu deseo de ayudarlos a cambiar de forma positiva, si ellos no hacen consciente su error y no quieren cambiar pues nada se puede hacer, solo mantener la distancia emocional con esa persona. Otro aspecto importante es que no debes caer en su juego, respondiendo de la misma forma que lo hace una persona tóxica y es necesario poner tus límites de forma asertiva.

En el caso del descalificador, una de las formas de neutralizarlo es que, ante un comentario negativo por parte de esta persona, debes mirarlo como si nada, sonreírle dándole a entender que lo has escuchado y responderle, sabes que en cambio yo te considero una persona genial, y me caes muy bien. De esta forma esa persona se sentirá confundida y no tendrá más nada negativo que decirte.

Si se trata de un agresor verbal, debes contestar su insulto con algo incoherente, ejemplo si te dice “que lento, porque no te apuras?, dile y como dice el refrán “Al que madruga Dios lo ayuda”. Esa persona te podría decir, que me quiere decir, le puedes responder, usted piénselo.

Para las personas quejosas, si esa persona empieza a quejarse debes hacérselo saber porque muchas veces estas personas no son conscientes de sus quejas, podrías decirle, cada vez que te empiezas a quejar mis ánimos van para abajo. De esta manera las haces caer en cuenta de lo que hace y por lo menos delante de ti dejará de hacerlo.

A las personas chismosas, se les puede neutralizar, diciéndoles “La verdad no me interesa lo que hace tal o tal persona, igual gracias por compartirlo y cambias el tema de conversación.

A las personas envidiosas se les puede desactivar diciéndoles que estás dispuesto de forma desinteresada a ayudarlos a conseguir lo que tú ya has conseguido. Habrá personas que acepten tu ayuda como habrá quienes incluso puedan considerar una ofensa lo que les has dicho. Recuerda la forma como reacciona una persona no es por ti es por ellos mismos, las creencias limitantes de cada persona las puede llevar a considerar un cumplido incluso como una ofensa y eso es problema exclusivamente de ellos no de ti.

Para las meteculpas es necesario ignorarlo, no darles el poder en tu mente y emociones. Ellos solo te pueden afectar si le concedes el permiso de hacerlo, en este caso el de sentir culpa (debes haber realizado un proceso de perdón y liberación de culpas contigo mismo para evitar que te afecte)

Para concluir esta gran información es necesario recalcar que muchas veces somos nosotros mismos los tóxicos, y el ser lo suficientemente valientes para revisarnos, hacer introspección, descubrir esa parte de nosotros mismos, habla muy bien de nosotros y de que estamos dispuestos no sólo a reconocer nuestros errores sino a trabajar para corregirlos.

Es muy importante tener siempre presente que podemos ayudar desde la distancia a otras personas con sus conflictos emocionales que si bien es cierto son personas que sufren mucho y por ello se comportan de esa forma, la mejor forma de ayudarlos es a través de la oración y el perdón hacia el prójimo, con ello conseguimos paz interior.

ESCRITO POR

Katiuska Villasmil

Médico anestesiólogo

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $0